Bo (Éxodo 10.1-13.16)

La parashá BoEsta parashá empieza con las tres ultimas plagas, pero también contiene otros elementos importantes. En el capitulo doce por ejemplo, aparece la primera mitzvá que recibe el pueblo de Israel como pueblo. Arbabanel comenta el carácter diferente de estas tres plagas. Por qué aparecen en otra parashá que las demás?

La octava plaga, las langostas, es uno de los desastres naturales más devastadores. Y con las langostas trae un aspecto importante, que es el elemento de la oscuridad. Este elemento contrasta con la luz real y física y espiritual que van a tener los hijos de Israel. Hay una oscuridad que empieza con las langostas, pero en un sentido diferente a la oscuridad que trae la plaga novena, que es precisamente la oscuridad y que dura tres días. Solo los Israelitas disfrutaron de luz en sus hogares durante esta plaga.

Al endurecer su corazón, Hashem anula el libre albedrío del Faraón, lo que implica su destrucción. Esto es un tema muy interesante y también perturbador. Fue Hashem quién endureció su corazón, o fueron las acciones del mismo Faraón que endurecieron su propio corazón?

En Éxodo 12.1-2, el mes está marcado como el principio del calendario, “Este mes es para vosotros el comienzo de los meses, primero es para vosotros de los meses del año”. Esta es precisamente la primera mitzvá que recibe el pueblo de Israel como pueblo. El calendario empieza con el éxodo y se refiere a los meses con números en vez de nombres. (Más tarde se usa los nombres babilónicos cuando están en exilio.) Este primer mes es el empiezo del calendario litúrgico. El comienzo de este calendario es para regir los propios destinos y el tiempo existencial, y modelarlo, y así poder dar un significado a nuestros días a través del calendario litúrgico. Mas adelante la tradición judía creará una liturgia especial para Rosh Jodesh- novilunio- y una bendición especial para agradecer a Di-s el perpetuarnos a través de los días, meses y años. Este es el significado real del Bircat Shehejeyanu, el agradecimiento por nuestra existencia.

Hoy día, esta parashá tiene vigencia. Mucha gente piensa como el faraón, que pidió que se quedasen en Egipto las ovejas y las vacas, porque pensaba que sin los bienes, podría hacerles a los Israelitas regresar y volver a la esclavitud. Porque entendía que el ser humano antepone su bienestar económico a su misma libertad personal. En este sentido, muchas veces nos vemos esclavizados de las cosas mundanas. No nos damos cuenta de que sin la libertad no podemos modelar nuestro destino, ni ser consciente de nuestros propios valores y capacidades.

En la parashá Bo también se da una mitzvá de los tefilin y otra del rescate del primogénito.

Deborah y Ahuvah

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s